lunes, 19 de julio de 2010

La Gran Oportunidad


"La época de oportunidades que nos espera hoy en el servicio del templo es diferente a la del pasado: no se espera que martillemos clavos, ni que esculpamos la piedra, que cortemos madera, que hagamos los cimientos o que participemos físicamente en la construcción de templos;.se nos ha desafiado a ser dignos para ofrecernos en el servicio de proporcionar las ordenanzas sagradas salvadoras a aquellos que nos han precedido. En pocas palabras, la gran oportunidad de las familias Santos de los Últimos Días es ver que las luces de nuestros templos permanezcan encendidas temprano por la mañana, y tarde en la noche; tal vez podamos crear la necesidad de que sus luces permanezcan encendidas toda la noche, como hoy en día ocurre en varios templos los fines de semana."

(Obispo H. David Burton, Liahona enero 1999, pág. 11)

viernes, 16 de julio de 2010

Influencia Refinadora


"Tenemos un anhelo natural de conectarnos con nuestros antepasados. Ese deseo mora en nuestros corazones, sin importar la edad. Cuando nuestro corazón se vuelve a nuestros antepasados, algo cambia dentro de nosotros; nos sentimos parte de algo más grande que nosotros mismos. Nuestros anhelos innatos por tener conexiones familiares se hacen realidad cuando nos entrelazamos con nuestros antepasados mediante las ordenanzas sagradas del templo. Han quedado atrás los días en que esta obra sagrada se efectuaba sólo por especialistas. Sin importar su situación, ustedes pueden hacer de la historia familiar una parte de su vida ahora mismo. Los niños de la Primaria pueden dibujar un árbol genealógico familiar; los jóvenes pueden participar en bautismos vicarios; éstos también pueden ayudar a la generación de personas mayores a trabajar con computadoras. Los padres pueden relatar historias de su vida a su posteridad. Los miembros adultos dignos pueden tener una recomendación para el templo y efectuar las ordenanzas del templo a favor de sus propios familiares. Aunque la obra del templo y de historia familiar tiene el poder para bendecir a los que están más allá del velo, tiene el mismo poder para bendecir a las personas que están vivas. Tiene una influencia refinadora en aquellos que participan de ella. Éstos literalmente están ayudando a exaltar a su familia."

(Elder Russell M. Nelson, Liahona mayo 2010, págs. 93-94)

“Y así fue que mi padre Lehi descubrió la genealogía de sus antepasados… Y cuando mi padre vio todas estas cosas, fue lleno del Espíritu… 1 Nefi 5:16-17